COLUMNA MÁS CLARO NI EL AGUA POR: FELIPE MENDIOLA PARRA

EL LACTARIO DEL CUARTEL HERIBERTO JARA RESUELVE UN PROBLEMA BIOLÓGICO Y SOCIAL
Xalapa, Ver., 15 de diciembre de 2019
COLUMNA MÁS CLARO NI EL AGUA POR: FELIPE MENDIOLA PARRA
Apenas el 22 de noviembre de este año, circuló una nota donde se denuncia que porque una mujer amamantaba a su bebé en el Museo de ARTE Moderno, fue retirada del lugar por personal de seguridad, argumentando que no podía hacer esa acción ya que estaba prohibida en el reglamento de esa galería.
La información fue publicada en algunos medios y se pudo ver en las redes sociales y causó conmoción, porque se consideró un acto de discriminación a una mujer que solo cumplía con su obligación biológica.
La lactancia materna es tan antigua como la humanidad y se considera un componente fundamental en la alimentación, en la que la supervivencia del niño depende exclusivamente de ese proceso.
Se entiende por lactancia materna el proceso alimentación de la madre a su hijo, utilizando la secreción de sus mamas.
Tal vez la decisión del secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, de facilitar un área especial donde las madres que trabajan en esa dependencia, en la ciudad de Xalapa, puedan cumplir con esa función se vea muy superficial o algunos hasta la ignoren pero cumple una función social por demás respetuosa y sensible.
El sábado pasado inauguró el lactario en el Cuartel Heriberto Jara Corona de la ciudad de Xalapa y seguramente las que si sabrán valorar esa acción serán las madres que viven ese momento de la lactancia para sus bebés.
Los efectos beneficiosos incluyen aspectos biológicos, nutricionales, inmunológicos y psicológicos entre otros. En la esfera afectiva la lactancia materna produce un impacto inigualable al facilitar el vínculo con la madre, la adaptación social y un desarrollo psicomotor mejor que los lactantes alimentados con otras fórmulas.
Acciones de esta naturaleza son tan especiales, que sin mayor inversión pueden resolver un problema que de no debiera existir, pero que con voluntad de los funcionarios se puede atender para el beneficio de un determinado sector.

Esta decisión debiera ser igualada por otros que no se detienen a ver que hay situaciones que con tantita decisión se pueden atender. MÁS CLARO NI EL AGUA.