COLUMNA MÁS CLARO NI EL AGUA POR: FELIPE MENDIOLA PARRA

COLUMNA MÁS CLARO NI EL AGUA POR: FELIPE MENDIOLA PARRA
Xalapa, Ver., 24 de diciembre de 2019
Que la paz reine en todos sus hogares en estas navidades
Hoy tendremos la Noche Buena y mañana la Navidad.
Seguramente como transita nuestra vida es como vemos y disfrutamos estas fiestas, primero como niños nos llenaba de emoción tan solo escuchar esas campanitas y los villancicos, después durante la juventud nos encontrábamos con amigos y saboreábamos las posadas, después como padres de familia nos complace ver a todos los nuestros en la mesa disfrutando del encuentro familiar pero siempre es un gusto ver, respirar y sentir la Navidad.
Muchas personas esta noche van a entregar sus propios regalos, recordando aquellos regalos que los Reyes Magos llevaron a Jesús al saber de su nacimiento cuando fueron guiados por una estrella hasta llegar a conocer al hijo de Dios.
En el mundo hay muchas formas de celebrar la Navidad, por ejemplo: en Islandia el 24 de diciembre se vive de una forma única e incluso hasta mágica, pues la tradición es regalar y recibir libros. Y no sólo eso, también pasar leyendo toda la noche.
Con anticipación se hace el apartado de determinados libros y esa noche generalmente todos los que acuden a esa celebración hacen un intercambio de libros, tradición que se vive desde la segunda guerra mundial.
Esa es una buena idea que podríamos imitar y de esa manera incentivar la lectura que tanta falta nos hace.
Pero lo importante de esta celebración es el amor que debemos desbordar por todos nuestros seres amados, nuestros amigos, nuestros compañeros de trabajo y ahora por todos nuestros lectores. Esta es una gran oportunidad para desearles muchas felicidades junto con mi deseo de que el próximo año sea de dicha, esperanza, salud, éxitos y felicidad.
Es un día de paz y entonces nuestra recomendación es que así vivamos este encuentro, sin alterarnos y ver todo lo maravilloso que nos rodea, sobre todo ser comprensivos con los demás, porque debemos entender que no todos pensamos igual.
Es hermoso el espíritu navideño y leí en una ocasión que es tan bello, que si pudiéramos debiéramos guardarlo en un frasco para tenerlo todo el año y sacarlo cada semana para disfrutar de ese amor que hoy nos llega con motivo del nacimiento de Jesucristo.

Gracias a todos por su amistad, por su comprensión y por la oportunidad de estar cerca, a través de los medios de comunicación que realmente acortan las distancias. Más claro ni el agua.