EL OUTSOURCING,TAMBIÉN ES CONSIDERADO COMO DELINCUENCIA ORGANIZADA

COLUMNA MÁS CLARO NI EL AGUA POR: FELIPE MENDIOLA PARRA
Xalapa, Ver., 27 de enero de 2020
El outsourcing, también es considerado como delincuencia organizada
Para nadie es extraño saber que los fraudes no solamente los cometen los delincuentes comunes y corrientes, sino especialistas en una determinada actividad, que buscan la forma de obtener jugosas ganancias haciendo todo tipo de trampas en los productos o servicios que ofrecen.
En esta ocasión nos queremos referir al tema del outsourcing, que en México se considera como una subcontratación ilegal de trabajadores que una empresa pone a disposición de otra, pero violando los derechos de esas personas, practicando el lavado de dinero y defraudando al IMSS y al Infonavit.
Tal vez hemos visto en algunas empresas decenas de trabajadores, pero desconocemos que es un tercero el que les paga, mientras que el que les da las órdenes y les exige calidad en el servicio es otro “patrón”, pero los dos les niegan los beneficios que por ley debieran recibir.
El pasado día 15 de este mes, ese fue uno de los temas que se abordaron en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, donde se dejó en claro que el gobierno federal perseguirá a las agencias de outsourcing ilegal como delincuencia organizada.
Entonces a los patrones que las contraten les podrán aplicar la ley de seguridad nacional y, ya descubiertos, podrían ser sancionados con una prisión de 14 a 20 años.
En esa conferencia de prensa, la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, detalló que cuando menos 5 millones de trabajadores en México prestan sus servicios bajo ese esquema, el gobierno federal tiene detectadas a 6 mil empresas que realizan ese tipo de operaciones que evaden un monto de 21 mil millones de pesos anuales.
La Ley Federal del Trabajo contempla este tipo de situaciones y las considera legales cuando los patrones son solidarios con los trabajadores, pero en la mayoría de los casos no son así, entonces tanto el gobierno como los dirigentes sindicales, después de escuchar estas acciones que ya se pusieron en práctica para acabar con esos fraudes, se van a dar a la tarea de hacer las denuncias ante la autoridad competente.
Me queda claro que el estado de Veracruz no es la excepción, que seguramente aquí debe haber muchos trabajadores (hombres y mujeres) que están viviendo esas situaciones, entonces, sencillamente habrá que denunciar ese modelo si usted siente que no le ha cumplido su patrón con los beneficios laborales que le corresponden.

Son varios ángulos los que viene enfrentando el gobierno federal para acabar con la corrupción, y este es uno de los renglones más importantes, que por la misma necesidad, los trabajadores se han mantenido en silencio, pero llegó la hora de descorrer ese velo y poner al descubierto esas situaciones que mantienen detenido el desarrollo económico en muchas familias mexicanas. MÁS CLARO NI EL AGUA.