LA ÉTICA DE HIPÓLITO RODRÍGUEZ HERRERO SE TIENE QUE REFLEJAR DE INMEDIATO

COLUMNA MÁS CLARO NI EL AGUA POR: FELIPE MENDIOLA PARRA
Xalapa, Ver., 13 de enero de 2020
La Ética de Hipólito Rodríguez Herrero se tiene que reflejar de inmediato
El 16 de agosto del año pasado, dieron inicio las obras de reconstrucción de la calle Revolución del centro de la ciudad de Xalapa, han transcurrido cinco meses y no se ve para cuando se puedan concluir esos trabajos.
Se siguen viendo montones de piedra, cúmulos de tierra, hombres trabajando de manera aislada, las pérdidas para el comercio siguen creciendo y el malestar de la ciudadanía empeora cada día.
La calle Revolución es la que sube desde el palacio de gobierno hasta la calle Acosta, es decir, es una de las arterias más importantes del centro de la capital del estado.
El alcalde Hipólito Rodríguez Herrero, realizó su Doctorado en Ciencias Sociales, con especialidad en Antropología Social, en el Programa de la Universidad de Guadalajara-CIESAS Occidente de 1992 a 1995.
Presentó su tesis para obtener el grado de Doctor en 1996 y se desempeñó como Profesor-investigador de tiempo completo en el Ciesas-Golfo desde 1989.
Su interés profesional está centrado en los temas de Desarrollo Sustentable, Medio ambiente y sociedad; Ciudades y procesos urbanos, Ordenamiento Territorial.
¿Qué es lo que falla entonces, si tiene todo ese bagaje de conocimientos?
Se comprueba que no es lo mismo la teoría que la práctica, que no traía ninguna experiencia en la administración pública, que desconoce la realidad que viven los xalapeños o que de plano no le interesa la actividad que hoy, por azares del destino, le toca desempeñar.
Pero él hizo un compromiso con la sociedad, porque el 31 de diciembre de 2017, cuando rindió protesta como alcalde dijo entre otras cosas: «Vamos a trabajar desde el primer día para evitar que la desigualdad sea el rasgo dominante de la ciudad; en Xalapa la desigualdad se ha instalado, por eso nuestro principal compromiso es darle atención a la población que ha quedado rezagada».
El otro compromiso lo hizo con MORENA y Andrés Manuel López Obrador, entonces no lo puede dejar tirado.
Hipólito está a tiempo de corregir el camino, porque él será el referente para las elecciones de 2021 y solo nos queda confiarnos a su integridad y ética profesional.
Le quedan prácticamente dos años para demostrar su capacidad y coraje, para cumplir y hacer cumplir la ley como lo protestó en su toma de posesión.

La curva de aprendizaje a estas alturas debe estar muy avanzada, así que tendrá que dejar el camino allanado a la próxima candidata o candidato del partido que lo llevó al poder, MORENA, para regresar con orgullo a impartir sus cátedras o continuar en la vida política, pero con mucha dignidad. MÁS CLARO NI EL AGUA.