3 mins 2 meses
LA IMPORTANCIA DE LA ASESORÌA A LOS ESTUDIANTES
COLUMNA MÀS CLARO NI EL AGUA 
Por: Felipe Mendiola Parra
Xalapa, Ver., 22 de septiembre de 2021

Después de un año y medio de ausencia en las aulas, estudiantes y maestros tendrán que volver a comenzar todo un proceso de Enseñanza-Aprendizaje, ahora en el modelo hibrido y poco a poco soltar esas amarras que se hicieron de manera inconsciente.
Vimos muchos “memes” acerca de lo que sucedía en los hogares, donde los jóvenes tuvieron que integrarse a través de la computadora a sus clases, lo que resultó toda una novedad, al menos aquí en México.
Los cursos en los diversos niveles dieron inicio el 30 de agosto, ha transcurrido la primera quincena del mes de septiembre y en muchos casos las condiciones todavía no son las adecuadas, entonces es importante reforzar ese interés por continuar los estudios.
La importancia de la asesoría en algunas instituciones es parte del programa de estudios y en otras no, es decir, no es formal ni obligatoria, aunque las asesorías existen desde 1940 en las principales universidades del país.
Ahora cobran una gran importancia las asesorías, sobre todo para los jóvenes que estudian el área de ciencias exactas y naturales, por el nivel de dificultad que de por si representan y que, después de estar “desenganchados” es necesario fortalecer sus estudios y conocimientos.
Estamos a muy buen tiempo de poder investigar quién puede asesorar a nuestros hijos, apoyarlos y no quedarnos viendo sus días de dificultad con el regreso a clases.
Los padres de familia ahora sabemos la dificultad que enfrentan los maestros por cumplir con  el plan de estudios, entonces vamos a participar de esa forma, apoyando de manera externa ese proceso y evitar la reprobación, la deserción, el escaso aprovechamiento y la baja eficiencia terminal.
Existen centros de capacitación y asesoría que atienden esas necesidades o bien hay muchos maestros y maestras jubiladas que ahora se dedican a ofrecer asesoría desde sus propios domicilios que convirtieron en aulas para atender a los jóvenes que requieran esos apoyos.

De esa forma se apoya a los estudiantes y a esos maestros jubilados, pagando la cuota que se acorde para no dejar pasar los días y después arrepentirnos de no haber puesto atención a este delicado tema. Más claro ni el agua.