PARA LOS MÉDICOS Y ENFERMERAS, NUESTRO RESPETO Y ADMIRACIÓN

PARA LOS MÉDICOS Y ENFERMERAS, NUESTRO RESPETO Y ADMIRACIÓN
Columna más claro ni el agua por: Felipe Mendiola Parra
Xalapa, Ver., 13 de abril de 2020
La seria advertencia que hacen las autoridades del sector salud, cuando indican que esta y la otra semana serán muy difíciles, porque aparecerán los picos más altos del contagio del Covid 19, la debemos tomar muy en serio y apegarnos a las recomendaciones establecidas.
Si ya aguantamos mucho, no hay que desesperarnos. Vamos a evitar lo que sucedió en otros países, donde sus habitantes se confiaron, descalificaron las recomendaciones y en pocos días la cantidad de muertos se multiplicó. Todo está registrado, nada es falso ni se trata de alarmar a nadie.
Siempre hemos visto con admiración y respeto a los médicos, enfermeras y a todo el personal que trabaja en clínicas y hospitales, porque con esmero y profesionalismo nos han atendido o han atendido a nuestros familiares.
Entonces, resulta inexplicable que ahora que hay un problema mundial con el Covid 19, existan ofensas, amenazas y hasta agresiones en contra de este personal, que lo único que hace es ponernos a salvo de esa o cualquier otra enfermedad.
En la Ciudad de México, en una clínica del IMSS en Azcapotzalco, familiares de una persona que falleció por coronavirus agredieron a médicos que les impedían acercarse al paciente para evitar contagios. Los médicos solo cumplían con su deber de protegerlos pero no lo entendieron.
El personal del Hospital Regional del ISSSTE en Oaxaca, es otro ejemplo de esas agresiones porque  un funcionario local, Daniel López Regalado, diagnosticado con COVID-19, escupió a médicos por no recibir un trato preferencial, razón por la que fue destituido.
En Baja California, donde también se han reportado agresiones contra personal médico y de enfermería, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDHBC) pidió a la Secretaría de Salud garantizar protección a sus derechos humanos y que les proporcionen el material necesario para cumplir con su trabajo.
El artículo 189 del Código Penal Federal establece lo siguiente: Al que cometa un delito en contra de un servidor público o agente de la autoridad en el acto de ejercer lícitamente sus funciones o con motivo de ellas, se le aplicará de uno a seis años de prisión, además de la que le corresponda por el delito cometido.

Así es que los mensajes de paz y esperanza que aparecen en las redes sociales, vamos a tomarlos y a predicar con el ejemplo, evitando ese tipo de agresiones en contra de médicos y enfermeras que sin descanso están trabajando a favor de nuestra salud. Más claro ni el agua.